fbpx

La época de vacaciones hace que las personas sean menos estrictas en su alimentación y tiendan a consumir productos mayormente procesados y azucarados con potencial cariogénico. Es por tal razón, que los expertos del Colegio de Cirujanos Dentistas de Costa Rica (CCDCR) recomiendan mantener los hábitos de higiene bucodental durante todo el año. 

Por ejemplo, las altas temperaturas en la época seca producen lo que conocemos como olas calor y para evitar sus efectos es común que adultos y niños sientan la necesidad de consumir refrescos y helados, este tipo de alimentos hace más susceptibles a las personas de sufrir caries dental si no existe una adecuada higiene oral.

“Sabemos que son momentos de esparcimiento y que las personas salen de casa para disfrutar de balnearios, vida silvestre, campos de juegos y demás lugares de esparcimiento, sin embargo, no debemos olvidar el cepillo y la pasta dental con flúor, así como lavar los dientes después de cada comida o al menos dos veces por día; con mayor razón si se van a consumir alimentos que favorecen la formación de caries”, explicó la Dra. Katherine Molina, coordinadora académica del Colegio.

También, una mayor actividad física puede provocar deshidratación y hacer que el flujo de saliva disminuya, esto ocasiona que la boca quede más desprotegida frente al ataque de bacterias y ácidos, e incluso provocarle mal aliento.

“Para evitar problemas por falta de hidratación, beba mucha agua y mantenga una dieta rica en frutas y verduras. Además, aunque el calor sea insoportable, no mastique el hielo, esta es una práctica que se incrementa en las vacaciones de verano y puede dañar sus dientes. Por otra parte, si usted es paciente de ortodoncia esta práctica está contraindicada ya que los brackets requieren de un cuidado especial”, resaltó la Coordinadora Académica. 

Traumatismos aumentan en vacaciones

Es importante extremar el cuidado en época de vacaciones, pues es en estas fechas cuando ocurren con mayor frecuencia traumatismos orales. La práctica de ejercicios al aire libre, jugar en las piscinas, el uso de bicicletas, la actividad en campos de juegos o deportes acuáticos implica una mayor posibilidad de recibir golpes en la boca.

“Es importante tomar en cuenta que cuando se recibe un golpe en la cavidad oral, y existe la posibilidad de haber causado daño a las piezas dentales, aunque estas no se observen visiblemente dañadas, es necesario acudir al dentista, pues este valorará si existe algún daño y su posible consecuencia o evolución”, destacó la Dra. Molina.

Tomarse a la ligera cualquier impacto recibido en la boca, asegura la experta, puede traer consecuencias mayores, como la pérdida de piezas detales o infecciones.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Comprar por departamento