fbpx

Cuando el “gallo pinto” se convierte en un tratamiento de spa

Transformar una tradición culinaria en el mejor exfoliante, es fue el objetivo con el que fue creado un tratamiento de spa a base de “gallo pinto”, el cual  aprovecha las propiedades del arroz y  los frijoles para eliminar impurezas y remanentes de piel muerta en el cuerpo.

Pero ¿cómo estos componentes pueden saltar de la mesa a una sala de spa y brindar beneficios a la piel por medio de un tratamiento?

La preparación de arroz y frijoles en su estado natural o crudo se realiza en un mortero. Pulverizados los ingredientes, se condensan mediante crema de arroz y otros elementos según el tipo de piel, puede ser aceite de oliva u otros bálsamos de aceites esenciales.

Cuando el “gallo pinto” se convierte en un tratamiento de spa 1

Esta mezcla se extiende por todo el cuerpo mediante movimientos circulares. Posterior a la colocación de la mezcla en espalda, brazos y piernas, se recomienda una ducha de agua tibia que active los nutrientes del arroz y los frijoles, seguidamente, en la etapa final y posterior a la limpieza profunda del “gallo pinto”, se aplica un tratamiento de sellado a través de un masaje breve con crema de arroz que preparará la piel para enfrentar las condiciones del ambiente.

“Nos dimos cuenta de que el arroz tiene muchas propiedades, entre ellas su textura lisa y regular que se recomienda para pieles sensibles y maduras, mientras que el tamaño y firmeza del frijol molido hacen de este un elemento más enérgico para pieles que sufren de resequedad y descamaciones cutáneas, es decir, según el tipo de piel se busca un balance entre los ingredientes”, explicó Francisco Vindas, gerente de Onda Spa.

Este tratamiento es recomendable para cualquier persona y  tipo de piel. Desde el cliente que busca un mejor brillo y una suave textura en su piel, deportistas que presentan pieles maltratadas por sobre exposición al sol y zonas con presencia de callosidades, hasta para adolescentes con algún tipo de cicatriz o estrías de crecimiento; este exfoliante ayuda a disminuir y balancear marcas o irregularidades de la piel.

Cuando el “gallo pinto” se convierte en un tratamiento de spa 2

 

El tratamiento de “gallo pinto” es parte de los servicios que brinda Onda Spa en Andaz Península Papagayo Resort, el cual ha destacado por el uso de productos y tratamientos que invitan a reconectarse con la naturaleza inspirándose en las costumbres y tradiciones del Pacífico Norte de Costa Rica y el auténtico estilo del “pura vida”.

Según la época este spa incorpora  nuevos ingredientes a sus tratamientos. Entre su oferta llama la atención también, el Ritual de Purificación de Pies que aprovecha la temporada y se trabaja con las bondades de la guayaba en combinación con la menta para relajar los pies.

 

 

 

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Comprar por departamento