fbpx

Esperando lo mejor, preparándonos para lo peor

Tengo que admitirlo, no la ví venir!  Pensé que el Covid19 no iba a llegar  a Costa Rica, y si lo hacía,  las implicaciones no serían tan serias.  Sin embargo, llegó, y creo que como a muchos, nos agarró desprevenidos.

Dentro de todo el pánico que ha generado, tanto a nivel personal como en los mercados, la incertidumbre de este coronavirus nos deja con una imagen clara que son pocos los países, empresas o personas que están preparadas para una crisis.  Y es que esta es una de las varias enseñanzas que nos deja esta situación. 

Costa Rica ha sido muy bendecida porque no hemos tenido que sufrir grandes tragedias y por ello es que nuestra actitud es más relajada, pero este pequeño virus nos demostró que no somos inmunes y que debemos estar preparados física, emocional y financieramente para una crisis en cualquier momento.  Y generalmente tener una estrategia para el manejo de una crisis no es algo común en todos los negocios, incluso en empresas grandes.

Primero que todo, estamos con la incertidumbre de cuánto va a durar este proceso y cómo va a responder el mercado cuando finalice.  Habrá desconfianza?La gente será más cautelosa?O tendremos una locura en masa al sentirnos liberados?  No lo sabemos, por lo cual el golpe del Covid 19 puede durar de 1 mes a 1 año.

Cómo está su flujo de caja? Ya analizó cuánto podría soportar sin ingresos? Es conveniente cerrar y minimizar gastos o mantener abierto, aunque las ventas no sean las esperadas?   Estas son preguntas que debemos estarnos haciendo en este preciso momento. 

Igualmente es el momento de analizar de qué otras formas podemos generar ingresos.  Si nuestros productos son de primera necesidad, el ofrecerlos por medio de entregas a la casa podría ser una opción.  Puede hacer un acuerdo con empresas repartidoras como Glovo, Uber, Rappi, o algúna empresa local amiga si usted no cuenta con un equipo de distribución.  Esto es algo que están ofreciendo pequeños locales de comida, farmacias, negocios especializados, etc.

Si su local es propio, está salvado, pero si es alquilado, puede negociar con el propietario un descuento por los próximos meses.  Posiblemente el propietario prefiera tener un ingreso menor fijo que no tenerlo del todo.

En el sector turismo estamos observando que los negocios han cerrando, ya que mantener costos de operación versus ingresos le generará pérdidas.  Aproveche este momento para dar vacaciones a los empleados.  De esta forma disminuyen costos de operación como electricidad, agua, gas y  la compra de insumos.  Prepárese también para ir montando una estrategia agresiva para cuando lo peor haya pasado. 

¿Y qué hacemos nosotros, los consultores?  Pues aprovechamos el tiempo aprendiendo.  La Universidad de Cornell en línea está ofreciendo cursos gratuitos, lo mismo que Hubspot u otras organizaciones.  Analice su situación con los clientes y cómo puede mejorar su servicio.  Qué otros servicios adicionales puede brindar que den valor agregado a su propuesta?   Qué nuevos mercados quiere atacar?   Elabora un plan de acción, reduzca gastos superfluos y tenga paciencia.   Como dice un viejo adagio árabe:  Esto también va a pasar.

Y si lo desea, hágame saber qué medidas está tomando usted y en qué recomendaciones o ayuda puedo ayudarle.

Esperando lo mejor, preparándonos para lo peor 1

MonikaBeutel G., Consultora en Mercadeo y Comunicación

monika@laemeconsultores.com

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Comprar por departamento