fbpx

Un hombre de cimas

Las alturas, las expediciones y los retos no son un riesgo para el costarricense Warner Rojas quien, con mucho orgullo, destaca su escala al Monte Everest, donde una bandera de Costa Rica lo representa desde los 8848 metros sobre el nivel del mar.

El alpinista costarricense tardó tres meses en concluir la expedición y asegura que tener el mundo a sus pies no fue una experiencia fácil,

 

el cuerpo de uno llega al extremo, a la hora de escalar hubo momentos donde no sentía mis pies y le tenía que dar golpes a la pierna para estimular la circulación

Warner Rojas.

10896967_1021602877854162_2392442227643810018_n

Con tan solo 11 años, la madre de Warner lo lleva al Monte de la Cruz de Alajuelita, es ahí donde comienza su aventura y pasión por el montañismo. Su padre, viendo su encanto por las caminatas, lo apoya en el deporte.

Cuatro años después, el costarricense comienza a visitar otras montañas en su ciudad natal, Escazú; y así, con el pasar del tiempo, fue conociendo y subiendo las montañas más altas de Costa Rica.

Una actitud positiva, indumentaria y un equipo correcto son los principales elementos que han llevado al montañista a grandes expediciones; además, para mejorar su condición física, camina cargando peso, hace bicicleta y dedica un par de horas a la semana a hacer ejercicios en el gimnasio.

El Cerro Chirripó en Costa Rica, Ritacuba en Colombia, Chopicalqui en Perú, Chimborazo en Ecuador, Aconcagua en Argentina, son otras de las expediciones que ha concluido con éxito Warner Rojas.

Periodista: Valeska Muñiz / vmuniz@nemvo.com

Editor: Mauricio Aguilar / maguilar@nemvo.com

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Comprar por departamento