fbpx

IMPAR: espacio antiguo transformado en un entorno cálido en clave de tres

IMPAR es el resultado de la renovación arquitectónica completa de una casa antigua con arquitectura clásica, ubicada en Barrio Escalante, con el fin de transformarla en un restaurante con un estilo joven y acorde a las nuevas tendencias.

El proyecto pertenece a tres jóvenes emprendedores que idearon un restaurante con tres ambientes, cada uno con una especialidad: pastas, carnes y sangrías.impar_web_07

La clave de tres es el leiv motiv del sitio, porque, desde el punto de vista del diseño interior, se trabajó uniendo tres disciplinas creativas: arquitectura, diseño gráfico e interiorismo, en las que sus propietarios estuvieron muy involucrados.

Es así como, a partir del número tres, los diseñadores gráficos idearon, además, el nombre: IMPAR. Debido a esto, su logo se lee Impar y las letras está hechas de números impares.impar_web_21

La firma de diseño Esny Martín proporcionó el diseño interno y la conceptualización del restaurante, el look and feel completo, desde la arquitectura hasta el arte del menú. Esto se logró trabajando el diseño de forma holística, es decir, dirigiendo un grupo de profesionales especializados en distintas áreas creativas; tales como diseño gráfico (Pupila) y arquitectura (Arq. Gonzalo Peña de Apame), de modo que todos trabajaran de manera interdisciplinaria bajo un mismo norte creativo para lograr el concepto de marca unificado y un proyecto en el cual todo tuviera unidad.impar_web_09

«Estudié arquitectura interior y diseño, pero me inspira el arte, la moda; por eso mi maestría la hice en espacios comerciales, especializada en espacios para marcas y experiencia del usuario. Esta especialidad se enfoca en que un concepto se represente en todo: en el menú, la forma de servir la comida, el sitio web, el diseño interno, el mobiliario, la arquitectura, las luces, es decir, que todo dialogue. Esto genera proyectos que pueden llegar a ser franquicia y exportarse. Además de hacer el interiorismo, me involucro en la dirección creativa de todas las ramas del diseño», detalla Martín.impar_web_23

Para comenzar la obra fue necesario cambiar todos los pisos, tirar paredes con el fin de ampliar los salones y hacer una extensión del edificio con dos nuevas terrazas. Se llevó a cabo una demolición con el propósito de sacar a la superficie la estructura original de ladrillo de los muros. Además, se crearon nuevas instalaciones electromecánicas para los equipos e iluminación del espacio transformado.

En su interior, algunas de las lámparas, así como las mesas, los sillones y el mueble de bar fueron diseñados por Esny Martín y fabricados por el escultor Francisco Alpízar, quien concibió cada elemento acorde a su espacio. Se emplearon maderas sencillas como pino, combinando distintos tintes.

impar_web_14«Diseñé el mobiliario y pasé los planos al escultor. Esto es positivo porque se da trabajo a nivel local y se reduce la huella de carbono. Hay gente que toma una casa antigua y quiere que se vea nueva. Acá queríamos que la casa expresara la historia, que reflejara la ciudad, porque la gente se cansa de ir a foodcourts, quieren experiencias más auténticas como cuando se iba a la casa de la abuelita, es decir, algo más de barrio, y eso se logra por medio de arquitectura y diseño», agrega Martín.impar_web_46

La diseñadora cuenta que se hizo una selección de colores como rojo, turquesa y acentos de amarillo. Se buscó una trilogía por lo del número tres del impar. Estos colores resaltan todo y el ambiente queda muy neutral, combinado con el ladrillo y el concreto. Los colores le dan acentos y vida al espacio y lo hacen ver joven; al final todo el conjunto hace un maravilloso contraste entre casa antigua con un toque juvenil.impar_web_12

La increíble atmósfera proporcionada por el nuevo diseño y los nuevos conceptos transformaron un edificio anticuado, oscuro e incómodo, en un lugar acogedor, alegre y fresco. El restaurante Impar es ahora reconocido como un icono del diseño de la vecindad.

Finalmente, el proyecto incluyó una terraza que aprovecha al máximo el clima del país y el aire libre. Este espacio está diseñado en madera y se puso un borde con plantas para que no fuera tan agresivo y tuviera transición entre exterior e interior.

«Este proyecto me gusta porque me hace ser parte de un cambio, es el poder dar un regalo para la ciudad. Esto sirve para regenerar San José y esta regeneración es viral, poco a poco las ciudades se llenan de vida y me encanta ser parte de este proceso. Acá es una combinación de lo clásico a lo actual», concluye Martín.

FICHA TÉCNICA

Equipo de diseño: Esny Martín (diseño Interior, conceptualización y dirección de branding) esnymartin.design@gmail.com / www.esnymartin.com /

IG: esnymartindesign

Arquitectos: APAME dirigida por Arq. Gonzalo Peña

Estructura : Antigua casa tradicional o clásica que se le adapta un destilo industrial y contemporáneo.

Colaborador : Pupila Estudio

Área: 430 m2

Año del proyecto: 2015

Fotografías: Andrés García Lachner

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Comprar por departamento