fbpx
Más que nunca, estamos aquí para usted y nuestra familia NEMVO. Vea nuestra respuesta a COVID-19
Gensler y el Nuevo Centro Nacional de Convenciones: Inspiración autóctona costarricense 6

Gensler y el Nuevo Centro Nacional de Convenciones: Inspiración autóctona costarricense

Esta semana fue inaugurado el nuevo Centro Nacional de Congresos y Convenciones (CNCC), ubicado en la provincia de Heredia, sobre la Autopista General Cañas y su diseño fue liderado por la compañía global Gensler, por medio de su oficina en Costa Rica.

Gensler y el Nuevo Centro Nacional de Convenciones: Inspiración autóctona costarricense 8
Foto: Ronny Yax

Revista IMAGE entrevistó en exclusiva a Eric Stultz, AIA, LEED AP, Experto Global en Centros de Convenciones de Gensler, quien estuvo al frente del proceso para dar vida a esta icónica obra, que según estima el Instituto de Turismo, generará ganancias superiores al 12%, además de tener ya confirmada la realización de 63 eventos del 2018 al 2021 lo que es similar a una ganancia de $210 millones.

IMAGE también conversó con el Co-Director de Gensler Costa Rica, Samuel Bermúdez.

Para ambos expertos, este nuevo inmueble representa la apertura a un nuevo mercado, como lo es el ecoturismo o turismo de convenciones, ya que ahora se cuenta con un sitio de clase mundial, el cual refleja en cada detalle la cultura local.

Gensler y el Nuevo Centro Nacional de Convenciones: Inspiración autóctona costarricense 9
Foto: Ronny Yax

“Tuvimos la oportunidad de crear un proyecto icónico y complejo, integrado por diversos factores de sostenibilidad, promoviendo el ahorro de energía y reduciendo el impacto al medio ambiente. Un proyecto que realzará la experiencia del usuario y la diversificación de la oferta turística de Costa Rica, así como la exposición del país como destino de grandes eventos.”, mencionó Bermúdez.

Stultz explica que la participación de la Firma se da por un tema de experiencia en centros de convenciones, a través del Consorcio Diseño Internacional (un grupo de empresas que ganó una licitación y en el cual está Gensler). El concurso abierto fue adjudicado posteriormente, esto durante el periodo correspondiente al 2012-2013.

En los múltiples requerimientos solicitados en la contratación, se destacaba el contar con un diseño que ofreciera un programa de necesidades complejas para una tipología de arquitectura que por primera vez se implementa en Costa Rica.

Respecto a ello, Stultz explica que la propuesta de Gensler logra brindar una historia que hace de los elementos claves, tales como formas y espacios del sistema boscoso costarricense dando un carácter autóctono, alineado a muchos aspectos de paisajismo, que hasta el momento, son poco utilizados en un país como el nuestro. Todo lo anterior se complementa con la eficiencia plasmada en los salones para reuniones altamente, que son muy flexibles permitiendo inclusive la expansión de ser necesaria.

El nuevo Centro tiene un área de construcción de 15600 metros cuadrados, y una capacidad de albergar hasta 6571 personas. En cuanto a las dimensiones y detalles espaciales, Gensler optó por respetar la naturaleza por lo que se decidió utilizar sólo esta cantidad de metros cuadrados, aún cuando el terreno disponible es de 10 hectáreas. Esto es algo bastante admirable y que desde la perspectiva de Stultz se orienta a la utilización de un espacio acorde y necesario, por lo que no hace falta más construcción y por el contrario el espacio libre cumple una función básica, dirigida al paisajismo y a otorgar agregados naturales al sitio.

En su interior, el CNCC, cuyo costo rondó los $35 millones (datos del Ministerio de la Presidnecia), posee un diseño armonioso, con una estética que semeja bosques y parques nacionales costarricenses.

El equipo que trabajó el proyecto se compone de 10 personas incluso algunas más. Hay mucho talento nacional, el cual fue indispensable para plasmar ese sentimiento natural, sostenible y hasta boscoso, que tiene el país. Recuerdo que para comprender dicha riqueza verde, tuve que ir a varios tours por los parques nacionales que tiene Costa Rica. Esto me ayudó a entender más el entorno, además que siempre hubo apoyo de la firma Global a la oficina, lo que favoreció mucho el trabajo, dijo Stultz.

El experto explica que esta obra de talla mundial, es capaz de competir con cualquiera que se haya desarrollado en países de primer mundo, lo que beneficia a Costa Rica en materia de generación de negocios, atracción de inversiones, al turismo en general, e inclusive; a elevar la imagen de cualquier evento que se realice en el mismo, por ser un espacio emblemático con elementos representativos.

El CNCC será administrado  por el consorcio Heroica-Volio y Trejos, y de acuerdo con Mauricio Ventura, Ministro de Turismo, “Será una pieza clave en materia turística orientada a las convenciones”.

Un diseño sutil, con funcionalidad eficiente en todos sus aspectos

Eric Stultz, AIA, LEED AP, líder regional de la firma Gensler, explica que para tener una proyección mundial de convenciones, el terreno tenía que tener características muy claras, por ejemplo su ubicación, a pocos kilómetros del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría; estar sobre una autopista de las principales del país, como lo es la General Cañas; tener suficiente terreno para desarrollar en el futuro; disponer de hoteles y otros servicios en sus cercanías, entre otros.

Gensler y el Nuevo Centro Nacional de Convenciones: Inspiración autóctona costarricense 10
Foto: Ronny Yax

Costa Rica es un país maravilloso y hay intenciones muy concretas para que el turismo se beneficie con esta obra. Sin embargo temas como el del congestionamiento vial, debían ser tratados o más bien contemplados en su diseño. No se trata sólo de que la obra sea bonita y se acople al paisaje costarricense, si no que también sea funcional. Con esta ubicación hace más sencillo el traslado a otras regiones y eso es uno de sus puntos medulares, además del diseño que incluye aspectos tecnológicos muy interesantes en cuanto a iluminación, captación y uso de aguas, dijo.

En cuanto al diseño propiamente, el elemento arquitectónico principal lo constituye una exuberante cortina de aluminio perforada en la que se dibujan las siluetas de algunas de las especies de flora y fauna más queridas de Costa Rica, marcando el primer contacto y el inicio de la experiencia.

“Es un paseo muy interesante, que los visitantes van a disfrutar demasiado. Todo comienza en las áreas de pre-función, que cumplen la función de preparar a los visitantes a la historia de arte y sostenibilidad costarricense que se contará. Esta área se desarrolló en un espacio muy agradable la cual culmina en el lobby, que posteriormente conecta a los usuarios con las salas de reuniones exteriores, haciendo una representación muy interesante de las 7 provincias del país, por medio de detalles y elementos que hasta para los costarricenses resultará excitante e interesante”, agrega Stultz.

En todo su interior destaca la iluminación LED, misma que se adapta a cada una de sus áreas y salones, dando paso a diferentes ambientes. Esta se complementa con la iluminación natural que proporciona la utilización del vidrio, generando un mayor ahorro.

Tambien se encuentran sistemas de calentamiento de agua con paneles solares, alta tecnología de bajo consumo de energía y toda una estrategia de aprovechamiento de aguas pluviales.

Materiales como la madera dan una pincelada de elegancia y naturaleza; cabe destacar que de acuerdo con Stultz, los elementos de su construcción se consiguieron a nivel local.

Gensler y el Nuevo Centro Nacional de Convenciones: Inspiración autóctona costarricense 11
Foto: Ronny Yax

La decoración y arquitectura interior se beneficia con elementos muy atractivos por ejemplo: en el piso, en donde hay salones que dan la impresión de estar en un bosque lluvioso, con verde que se combina con el estilo de cielos en el techo y los colores que aportan los árboles de especies nativas y obras artísticas como: pinturas, cuadros, esculturas, entre otros, todos ellos bajo el mismo concepto “rainforest”.

El diseño que desarrollamos se ajusta a lo que nos pidió el gobierno. Gensler tiene mucha experiencia en obras de este tipo y queríamos lograr algo diferente, un State of Art, lleno de atractivos en cada uno de sus rincones, eficiente a nivel energético con sensores, dispositivos, uso de luz natural e inclusive planta y sistemas para ahorrar agua también. Estoy muy seguro de que al final logramos el objetivo, inclusive impresionamos a muchos porque llevamos aspectos a un nivel muy superior con lo que cualquiera se hubiese imaginado, esa es la esencia de nuestro trabajo, el usar el poder del diseño para hacer un mundo mejor, concluye Stultz.

Acceder

Nombre de usuario
Email
Autor

Carrito