fbpx

Bruno Stagno: Debemos recurrir a la arquitectura bioclimática

“La vegetación es la mejor auxiliar que tenemos en el diseño bioclimático, no como una decoración, sino para lograr lugares con sombra y refrescar los edificios. La sombra y la brisa son bienvenidas para la arquitectura bioclimática en latitud tropical”.

Bruno Stagno, destacado arquitecto, recientemente galardonado con el Premio Nacional de Arquitectura 2018, ha sido un propulsor de la arquitectura bioclimática, un concepto que hoy más que nunca, se vuelve fundamental comprender y aplicar en un país de clima tropical como Costa Rica.

Bruno Stagno: Debemos recurrir a la arquitectura bioclimática 1

¿Por qué la arquitectura bioclimática?

Desde principios de los años 80, ya habíamos entendido que estaba pasando algo desastroso en el planeta y que la arquitectura tenía que aportar y participar en las soluciones, por ser una actividad altamente contaminante y depredadora, si no se hace responsablemente. El desafío con esta, es reducir el impacto que el sector construcción tiene sobre el ecosistema natural.

 

¿Qué rasgos o características tiene el diseño arquitectónico tropical?

Las principales son: apertura en los espacios, penumbra interior, relacionar los espacios interiores con el exterior, diseñar techos altos e inclinados, largos aleros, generar sombra, usar estructuras y materiales livianos. 

¿Podemos con un diseño bioclimático aportar a la reducción de consumo energético y reducir el calentamiento global?

El diseño bioclimático es tal vez el único camino, con sentido común, para reducir el consumo energético en los edificios, porque demanda que sea el diseñador con sus habilidades y a través de soluciones estudiadas y usando los recursos renovables, quien solucione el tema y no una tecnología o un aparato de los cuales dependerá el edificio y casi siempre con un alto costo de consumo y mantenimiento.

Con respecto al calentamiento global; bajar la temperatura del planeta es una tarea muy difícil, compleja y, aunque tardía ineludible. Se requiere que TODOS los actores asuman su rol, se coordinen y lo hagan muy bien y esto, no está sucediendo desgraciadamente ni con la amplitud ni profundidad, necesaria. Desde el ámbito del diseño, por supuesto que podemos, por ejemplo, reducir la necesidad del uso del aire acondicionado y de paso reducir el consumo eléctrico, con un diseño bioclimático que favorezca la ventilación cruzada, que aplique el efecto Venturi y la convección para extraer el aire caliente naturalmente. En general los equipos de confort y otros aparatos mecánicos deben usarse cuando ya no hay otra alternativa y porque las condiciones del lugar son extremas, pero en países como Costa Rica donde el clima es muy clemente, se puede manejar y lograr el bienestar con medios pasivos. La vegetación es la mejor auxiliar que tenemos en el diseño bioclimático, no como una decoración, sino para lograr lugares con sombra y refrescar los edificios. La sombra y la brisa son bienvenidas para la arquitectura bioclimática en latitud tropical.

¿Qué tan importante es la arquitectura tropical en un país con un clima precisamente tropical?

Es fundamental y si queremos reducir el calentamiento y encaminarnos hacia la des-carbonización, es obligatoria. La naturaleza se encarga de pasar la factura, sin piedad, cuando se usan materiales y tipologías inadecuadas. Por ejemplo, el trópico es altamente lluvioso, el agua debe escurrir con rapidez y fluidez porque el exceso de humedad no le favorece a nada, ni a nadie. Esto tiene una relación directa con los techos y los drenajes. En este sentido, los techos verdes que en otras latitudes son una gran ayuda aquí son un error, porque se convierten en piscinas y el agua se acumula en tiempos de lluvia y empeora la situación. Además, agregan peso al edificio, lo que no es conveniente en países sísmicos. En época seca el techo vegetal no es de ninguna ayuda, al contrario, es un inconveniente porque hay que regarlo. Hay muchos otros factores que intervienen en la arquitectura tropical, pero lo esencial es hacer una arquitectura adaptada al lugar en todos los sentidos, considerando el clima, los materiales locales, favoreciendo la mano local, y las vivencias de la gente.

¿En qué está trabajando actualmente don Bruno Stagno? 

Hemos diseñado un edificio de laboratorios, otro de oficinas, una escuela y un liceo público, una torre de apartamentos, un par de auditorios, un proyecto de 74 viviendas de interés social.

¿Cuál considera que ha sido el mayor aporte de su instituto a Costa Rica? Entre las muchas tareas y programas del Instituto de Arquitectura Tropical (IAT) ha estado, de manera amplia y general, reposicionar el tema de la especificidad del trópico, que con el Movimiento de Arquitectura Moderna fue completamente olvidado y se impuso una arquitectura ubicua y globalizada que nos llevó, entre otras cosas, a desconocer las realidades locales con consecuencias negativas que trascienden la arquitectura. Lo actuado por el IAT ha trascendido Costa Rica, porque sus enseñanzas e investigaciones y manifiestos han llegado a más de 90 países. Para Costa Rica, hacer conciencia que lo local tiene valor y hay que defenderlo. Las influencias externas son buenas sólo si nos favorecen, de lo contrario, es mejor ignorarlas.

Las generaciones jóvenes de arquitectos están ahora más conscientes de la necesidad de hacer una arquitectura apropiada y de cuidar los aspectos ambientales, de lo que estuvo mi generación, para quienes este no era un tema, no había la conciencia ni la información que existe en la actualidad. En este sentido, creo que el Instituto de Arquitectura Tropical tuvo un papel destacado, ampliando y divulgando la información y los conceptos necesarios para afianzas una nueva visión. Por esta misma razón, creamos la Norma RESET (Requisitos para Edificaciones Sostenibles en el Trópico), – que con la ayuda de otras instituciones es, desde 2012, la Noma Nacional para la construcción sostenible – cuyo objetivo es una arquitectura que resuelva, en los planos y con habilidades de diseño, usando el buen criterio, el sentido común y la responsabilidad ambiental, la forma y el destino de los edificios y de sus ocupantes.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Comprar por departamento